Una fuerte explosión sacudió este martes en el puerto de Beirut y dejó al menos 73 muertos, más de 2.700 heridos, además de daños generalizados en toda la ciudad.

Las autoridades de Líbano culpan de la magnitud sucedido a una gran cantidad de explosivos depositados durante seis años en un almacén en el puerto.

El presidente, Michel Aoun, escribió en Twitter que era “inaceptable” que hubiera 2.750 toneladas de nitrato de amonio almacenadas de forma insegura.

Se desconoce, sin embargo, qué pudo provocar la explosión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *