La duda surgió después de que el gobernador de Mendoza, Rodolfo Suárez afirmara que están haciendo “un sistema de monitoreo de redes para llegar a actuar a tiempo”

 

Al oficializar el período de aislamiento y distanciamiento social, preventivo y obligatorio dispuesto por la pandemia de coronavirus hasta el 16 de agosto inclusive, el Gobierno ratificó que quedan prohibidos en todo el país los eventos culturales, recreativos y religiosos en espacios públicos o privados con concurrencia mayor de 10 personas, además de los eventos sociales o familiares en espacios cerrados y en los domicilios de las personas, en todos los casos y cualquiera sea el número de concurrentes.

En este contexto, el gobernador de Mendoza, Rodolfo Suárez, adelantó ayer que en la provincia cuyana se restringieron las reuniones familiares durante 15 días. “Son un clúster donde se produce mucha transmisión”, opinó el mandatario sobre los encuentros familiares de 10 personas, en una conferencia de prensa en la que además comunicó el cierre de bares y la continuidad de actividades como el turismo interno y la práctica de deportes.

Durante el anuncio, el mandatario agregó: “Los contagios no se dan solo en los bares sino también en casas. Hemos aplicado muchas multas por reuniones clandestinas. Ahora estamos haciendo un sistema de monitoreo de redes para llegar a actuar a tiempo”.

El gobernador Rodolfo Suárez (Adrián Escandar)

En la misma línea, el ministro de Gobierno, Víctor Ibáñez, afirmó que no hay un Estado policíaco “con gente siguiendo y persiguiendo”. “Saber lo que pasa con las redes, lo sabemos todos por nuestras propias redes y por la de nuestros hijos”, manifestó a Radio Nihuil y aseguró que son estos mismos lo que muchas veces le muestran algunas violaciones que las mismas personas difunden por las redes.

“Nosotros, además del 911, tenemos una app, que es el 148, donde la gente manda la denuncia con capturas de pantalla y los municipios tienen, en su mayoría, números de WhatsApp donde también denuncian e intervienen en primera instancia los ‘preventores’ (parecido a un cuerpo policial, pero sin las atribuciones) y envían imágenes o videos que sacan de las redes y el lugar donde sería tal evento. Entonces relevamos las denuncias que hace la gente y las pruebas que aportan. Muchas veces son falsas, pero otras han sido verdaderas y han colaborado con la intervención de los municipios y posterior apoyo de la policía local”, explicaron a este medio fuentes de gobernación.

Desde gobernación aclararon que no se vigilan las redes sociales de los ciudadanos (Reuters/Maximiliano Ríos)

Ayer, el fiscal Oscar Sívori informó que por el hecho se inició una investigación de oficio y Tonini Valdivia y las otras cinco personas quedaron acusadas por infracción al artículo 205 del Código Penal, que establece “prisión de seis meses a dos años para quien incumpla las medidas adoptadas por las autoridades competentes, para impedir la introducción o propagación de una epidemia”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *