El intendente de Tres de Febrero, Diego Valenzuela, recibió en la Municipalidad a trabajadores de las dos líneas aéreas que funcionan en el aeropuerto El Palomar (Flybondi y Jetsmarts), para brindarles su apoyo ante el posible cierre que analiza el Ministerio de Transporte, en el medio de un plan de ajuste en Aerolíneas.

 

Fue el propio referente de Cambiemos quien tiró sobre la mesa la semana pasada la interna gremial, en la que dirigentes aeronáuticos, o el ministro Mario Meoni, buscan el cierre del AEP y la salida de las aerolíneas low cost como una moneda de cambio ante los planes de ajuste en la línea de Bandera, que administra el camporismo y el gremio de Aeronavegantes. «Tener tres aeropuertos en el área Metropolitana no pasa en ningún lugar del mundo, no se condice el costo que tiene Palomar con la gente que viaja», argumentó el ministro. EPA es el sexto aeropuerto en Argentina, aún con las restricciones horarias.

 

En el medio se espera un fallo judicial ante el planteo penal por daño ambiental que presentaron dos abogados ligados al kirchnerismo. Están en juego 1.100 puestos de empleo directo. Más la activación económica basada en el turismo y los viajes de bajo costo entre el AMBA y unas 14 ciudades del interior de país.

“Desde Tres de Febrero respaldamos su trabajo y también al aeropuerto que brinda oportunidades y trae progreso en todo el país. No podemos permitir que en el difícil contexto actual se cierre la fuente de empleo de miles de familias y se desactiven las zonas comerciales y las economías regionales”, señaló Valenzuela con firmeza, que compartió la reunión con pilotos, personal de pista, aeronavegantes, entre otros.

La semana pasada, fue contundente en su defensa por la continuidad de la terminal. “Es clave para el proyecto laboral e industrial de nuestros municipios, potencia la posibilidad de radicación de empresas y muchos vecinos de Tres de Febrero trabajan ahí o aportan servicios, por eso voy a hacer todo lo posible para cuidar sus puestos laborales y su futuro”, dijo, y agregó: “Significa más conectividad, federalismo y oportunidades”.

También el intendente de Morón Lucas Ghi, salió a pedir encarecidamente por el Aeropuerto, a pesar de que su partido pedía el cierre hasta el año pasado. Por ahora su antecesor, Ramiro Tagliaferro, respalda al proyecto aeronáutico pero con bajo perfil. El asunto comenzará a debatirse también en la Legislatura bonaerense.

Fuente: 1 Medio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.