Ocurrió el sábado a la noche en el barrio de Versalles. Llevaba dos días sin suministro eléctrico.

 

La tragedia ocurrió el sábado pasado por la noche en el barrio porteño de Versalles cuando Elena Mazzini, de 94 años, prendió una vela para poder iluminarse tras estar dos días seguidos sin luz. Según confirmaron los Bomberos que trabajaron en el lugar, este artefacto habría generado un incendio que terminó con la vida de la mujer.

El informe de los Bomberos de la Ciudad detalla que “El siniestro se produjo a las 21 en Marcelo Gamboa al 6860, entre las calles Gana y Cuzco. Allí, en una edificación de planta baja y primer piso destinada a departamentos de tipo PH, se desarrollaron las llamas que terminaron produciendo graves lesiones a Mazzini”.

Inmediatamente, antes de que llegaron los Bomberos, agentes policiales llegaron y pudieron sacar a la mujer de la casa, la cual tenía quemaduras de consideración, pero estaba consciente, por lo que fue trasladada al Hospital Velez Sarsfield, en el barrio de Liniers.

Al llegar se le hicieron todas las curaciones preliminares para estabilizarla, y luego se le brindó atención personalizada en la Clínica Ciudad de la Vida, en el barrio de Balvanera. Pero Elena no pudo soportar las graves heridas y murió durante la tarde del domingo.

Su sobrina confesó en comunicación con Radio Mitre que su tía ese mismo día por la tarde se había descompensado, producto de un golpe de calor, por lo que la habían trasladado a una clínica donde luego de realizarle todo tipo de estudios y comprobar que estaba en perfecto estado de salud le dieron en alta.

Al llegar nuevamente a su casa, la familia la acostó en la cama con su merienda y tiempo más tarde notaron las llamas que salían de la vivienda, por lo que dieron aviso al 911 y a los Bomberos, quienes después de controlar y poder apegar el fuego confirmaron que “El fuego se originó a partir de una vela”.

“Ella estaba perfecta de salud. No merecía vivir lo que pasó. Hubo abandono”, aseguró hoy por la mañana Natalia, sobrina de la víctima, en diálogo con Radio Mitre, haciendo referencia a la culpabilidad que le atribuye a Edesur.

La joven aseguró que su tía murió “Con el 62% del cuerpo quemado, vías respiratorias y pulmones quemados”. De esta manera, apuntó directamente la responsabilidad de la tragedia a la empresa de luz que venía cortando el suministro eléctrico desde ya hacía varios días. “Todo esto ocurrió porque se quedaron sin luz. Por ningún motivo tenía que tener esa vela prendida”, aseguró.

Además, expresó que nadie se comunicó con ellos después de la tragedia y pidió: “Lo único que queremos es que alguien aparezca y se hagan responsables. Que nos ayuden a poder enterrarla porque todavía no tenemos el cuerpo. Desde el domingo ella está en la Morgue Judicial, queremos cerrar esa parte”.

A. C