Si algo se ha aprendido desde Marzo son los tres peligrosos factores que hay que evitar: multitudes, entornos cerrados y contacto cercano. Como se festejará la Navidad. Decoración pública,¿ sí o no?

 

Lo negativo sobre la próxima temporada de fiestas de fin de año es que las comidas y fiestas tradicionales -que involucran entornos interiores, mala ventilación y contacto prolongado y cercano- son los mayores factores de riesgo para la propagación del covid-19.

Lo positivo es que todavía hay muchas actividades de menor riesgo para familiares y amigos, según una encuesta informal a epidemiólogos y otros expertos.

Las modificaciones más recomendadas para días festivos como Halloween, Acción de Gracias, Hanukkah y Navidad es limitar el tamaño del grupo e intentar celebrarlo al aire libre.

El epidemiólogo de Harvard Marc Lipsitch dijo que su familia generalmente realiza una gran cena de Acción de Gracias para 16 personas, pero que este año solo lo celebrarán las cuatro personas de su familia nuclear.

Julia Marcus, también de Harvard, dijo que tampoco realizara una gran cena familiar, pero mantendrá la tradición familiar de una caminata de Acción de Gracias.

El virólogo de la Universidad de Purdue David Sanders tampoco asistirá a una gran reunión de Acción de Gracias este año y también abogó por una reunión al aire libre si es posible.

Es probable que los casos aumenten mucho si millones de personas combinan los tres factores en una noche. Pero eso no significa que deba cancelar las celebraciones por completo. Los planificadores de estas celebraciones de fin de año también tienen que pensar si hay personas vulnerables en el grupo, dice Sanders.

El tamaño de la reunión es un factor importante si desea evitar la propagación del virus.
Cada persona adicional aumenta el riesgo de que alguien lleve el virus a la reunión, y también aumenta el número de personas que podrían contagiarse.

Un enfoque sostenible reconoce que algunas actividades, como las grandes reuniones en interiores, son de alto riesgo, pero otras no, como ir a la playa o dejar que los niños jueguen en parques infantiles.

Restringir las actividades de bajo riesgo, o avergonzar a los usuarios de parques infantiles y playas, dice, está llevando a distanciar la fatiga sin reducir mucho el riesgo.
“Las personas tienen necesidades sociales y toda nuestra estrategia para esta pandemia podría haberse beneficiado al reconocer esto desde un principio”, dice.
“No lo hemos hecho, y el resultado es que las personas en este momento tienen una gran necesidad de conexión social”.

Festejo sí, festejo no.

La nueva grieta es si las fiestas da para una explosión de alegría, consumismo y decoración.

Quienes dicen que sí, se apoyan en que la ciudadanía requiere de momentos de esparcimiento para mitigar los traumas del encierro, además; decorar casas y espacios públicos genera bienestar un ambiente cálido.

Quienes dicen que no, argumentan que la crisis económica, las pérdidas humanas y el dolor de los quebrantos, requieren una etapa de duelo y no de despilfarro.

 

Argentina y Tres de Febrero

 

Según sea el intendente o gobernador, cada Distrito ha tenido diversas posturas ante las fiestas. En el caso de CABA, durante el gobierno de Macri y de Larreta, la decoración de las calles, los eventos y festejos, estuvieron a la orden del día.

En muchos partidos de GBA, por caso Tigre y San Isidro, se han esmerado en mostrar espacios públicos muy vistosos  para la ocasión.

En Tres de Febrero, siempre fue todo lo contrario. Durante el gobierno eterno de Hugo Curto, los festejos se limitaron a la despreciable pirotécnia, tortura para niños pequeños y autistas, ancianos y mascotas y una cuestionable decoración de la plaza principal de Caseros, que llegó a presentar un árbol de Navidad hecho con BASURA.

Árbol de navidad de Curto

Nunca se supo si fue por desidia o desprecio a la Navidad. Con la llegada de Valenzuela, mejoró, pero nunca se destacó como otros distritos, por ejemplo el gobernado por su compañero de militancia; Jorge Macri en Vicente Lopez.

 

Decoración en Partido de Tigre

 

Lo cierto es que será un tema a discutir: ¿ya pasó todo y tenemos que festejar o debemos cuidarnos y ser solemne por los fallecidos.?

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.