Fue el encargado de marcar el único tanto del encuentro ante Ecuador y solo él ha podido anotarle a los ‘guaraníes’ en los tres duelos más recientes.

 

Luego de que Lionel Scaloni confirmase que está para jugar ambos choques, Messi se prepara no solo para liderar de nuevo a la Selección Argentina, sino para enfrentarse a una sus víctimas favoritas, Paraguay.

Los de Berizzo son junto a Brasil y Uruguay, las selecciones que más veces han visto a Lionel Messi celebrar en frente de sus porterías. El gol por la Copa América significó el quinto que ha marcado el rosarino ante los paraguayos, dejando un curioso registro en la manera que estos han ocurrido.

La pelota parada, el mejor amigo de Lionel

Como lo oyen, Messi ha marcado todos y cada uno de sus goles ante Paraguay con el balón detenido. Los dos penales por la última fecha de Eliminatorias de cara al 2014, los de la Copa América de 2015 y 2019, más el glorioso tiro libre que consiguió en Córdoba ilustran un dato interesante, aunque también desvelan los problemas que los paraguayos han planteado a Lionel con la pelota en movimiento.

Es más, solo uno de los cinco tantos anotados por el goleador histórico de la Selección se han dado luego de que Messi fuese quien recibiera la falta. Agüero en dos ocasiones, Higuain y una mano de Junior Alonso, los otros responsables de los pitidos previos a los gritos de Lionel.

Messi se enfrenta este viernes ante un rival que le ha sufrido es cierto, aunque también ante un oponente que viene en crecimiento y que ya sabe como ponerle las cosas muy difíciles a la Argentina. Con el deseo de convertirle en su víctima favorita, Lionel Messi prepara los cañones para medirse a la ‘albirroja’.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.