El exmánager de Diego Maradona, Guillermo Coppola, deslizó su malestar con el entorno del campeón del fútbol mundial por haberlo llevado al homenaje que se le realizó en la previa de un partido de Gimnasia y Esgrima La Plata en el día de su cumpleaños, cuando su salud estaba visiblemente deteriorada. “Conmigo no iba en ese estado”, criticó el representante que se mantuvo junto a Maradona durante 18 años.

 

“Yo sé que para su cumpleaños estuvieron Gianinna y Verónica con el nene. Ahí empezó el conflicto para que vaya a la cancha. Yo no lo muevo a la cancha. ¿Le echamos la culpa a Marcelo Tinelli y a Chiqui Tapia? No, ellos no estaban y tampoco había un vínculo comercial. Seguramente Diego quiso ir, pero le tenías que inventar algo para retenerlo. Conmigo no iba en ese estado”, afirmó en diálogo con el programa de Jonatan Viale por radio La Red.
“La imagen del viernes de Diego no la quiero volver a ver. A toda la familia mía le llamó la atención, incluso el día que volvió a La Bombonera le pasó algo similar. Él encima tenía que ganarle a Boca, que peleaba por salir campeón, para salvarse del descenso”, agregó.
Coppola, que luego de su desvinculación como representante se mantuvo alejado tanto de los negocios del Diez como de sus cuestiones familiares, reconoció que “no es fácil” y que “se complica decirle que no”.
“No hablo de la intimidad de Maradona porque estoy afuera desde el 2003. No puedo decir nada porque lo desconozco. Tengo mil cuentos desde antes, muchos divertidos, pero ahora hago silencio”, consideró.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.