En un nuevo capítulo de la guerra del gobierno contra una parte de la Justicia, la Corte no daría el visto bueno para el traslado de los jueces que tienen las causas de CFK, lo cual era el objetivo del Gobierno Nacional

 

La Corte Suprema de Justicia emitirá esta semana un fallo a través del que definirá la situación de los camaristas Pablo Bertuzzi y Leopoldo Bruglia y del juez Germán Castelli, a los que el Gobierno busca remover con el argumento de que fueron traslados de manera irregular durante la gestión de Mauricio Macri.

El tribunal se inclinaría por mantener a los magistrados en sus puestos, aunque de manera transitoria, es decir, hasta que esos lugares sean concursados. De esta forma, la Corte emitiría un dictamen “equilibrado” con el objetivo de satisfacer a las dos partes. Todo podría definirse en un encuentro virtual que comenzará este martes al mediodía, aunque no se descarta que los jueces necesiten más tiempo para arribar a una conclusión.

En este contexto hay absoluto hermetismo, tensión e intrigas en el máximo tribunal. Sus integrantes preparan un fallo que podría tener un fuerte impacto político si se tiene en cuenta que es Cristina Kirchner la que lleva adelante la avanzada contra los magistrados que intervinieron en casos de corrupción. La Corte ya aceptó el per saltum de los jueces y ahora debe definir la cuestión de fondo.

Ricardo LorenzettiJuan Carlos Maqueda y Horacio Rosatti ratificarán en sus lugares a Bruglia, Bertuzzi y Castelli, aunque podría ser de manera transitoria. Si esto pasa volverán a los tribunales en los que se encontraban pero no de forma definitiva, sino hasta que se elijan nuevos jueces.

Por ahora hay hermetismo en cuanto a la decisión del presidente de la Corte Carlos Rosenkrantz y de la jueza Elena Highton de Nolasco.

A su vez, la Corte prepara un contragolpe político que consistirá en mostrar unidad (intentarán emitir un fallo unánime o que al menos tenga cuatro firmas a favor) y hacer frente a los embates de Cristina Kirchner. El mensaje será contundente: no se puede avanzar sobre la Justicia.

El veredicto se obtendrá tras semanas de tensión que incluyeron mensajes del presidente Alberto Fernández y movilizaciones masivas en rechazo a la remoción de los magistrados. Es que la cuestión fue una de las consignas más repetidas entre los integrantes de los banderazos contra el Gobierno.

La Corte también le enviaría un mensaje a Cristina Kirchner. Créditos: NA.
Bruglia y Bertuzzi integraban un Tribunal Oral Federal en Comodoro Py y durante la gestión de Macri fueron trasladados para cubrir dos vacantes en la Cámara Federal porteña, que actúa como primera instancia de revisión de todas las decisiones de los doce juzgados de instrucción. Por su parte, Castelli pasó de un tribunal oral de San Martín a uno oral federal de la Capital.

El oficialismo cuestionó el traslado de un total de diez jueces durante la gestión de Cambiemos, al argumentar que se decidieron sin cumplir una serie de requisitos necesarios. Entienden que no se respetaron las jurisdicciones, las competencias ni las jerarquías, y que faltó la aprobación del Senado. Por eso, es ese cuerpo legislativo el que ahora los podría devolver a su lugar de origen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.