En el regreso al fútbol y la presentación de Mariano Soso como técnico azulgrana, San Lorenzo empató 0 a 0 contra Gimnasia de La Plata en dos tiempos de 60 minutos.

 

La espera se acabó, el fútbol volvió a rodar en el césped del Bidegain. Soso tuvo su presentación,  junto a otros participantes que hicieron su estreno con la casaca azulgrana. En el primer amistoso que disputó esta mañana en el Nuevo Gasómetro, el técnico salió con: Monetti; Peruzzi, Gattoni, Donatti, Pittón; Menossi, Rodríguez; J.Palacios, M. Palacios, Ramírez; y Di Santo.

Luego de más de seis meses, los primeros minutos pareció costar y hacer pie dentro de la cancha. El primer esquema que se pudo apreciar de Mariano fue un 4-2-3-1, triangulando por momentos con Torito, Menossi y Matias por el interior, y Julian y Ramírez bien abiertos. La función de Di Santo fue clara: pivotear, jugar mucho de espalda y estar bajo el arco cuando lo requiera el partido.

Si bien las primeras intenciones fueron del Lobo, a los 11 minutos, tras un toqueteo por el medio, apareció por la derecha Julián Palacios y conectó un centro con Pittón, que, como tantas veces en la última Superliga llegó por el medio, impactó con su pie derecho pero se fue por arriba.

Sin espacios entre las líneas, San Lorenzo tuvo su segunda oportunidad en una segunda jugada, luego de un tiro libre, quién encontró a Di Santo mano a mano con el arquero de Gimnasia, pero achicó rápidamente. Una vez más, de pelota parada, el Ciclón volvió a exigir a Broun, que se lució tras un preciso tiro libre de Matías Palacios.

Al correr los minutos, la idea de Soso empezó a tomar color: 12 minutos de la segunda parte, apareció Pittón en el vertice del área, quién tiró un buscapié, intervino Broun y en el rebote, desde el punto de penal, Ramírez remató pero se fue desviado.

Con aire fresco, en los pies de Hausch y Mariano Peralta Bauer, San Lorenzo buscó desequilibrar mucho por afuera y con diagonales. Un remate del juvenil Agustín (Hausch) y un tiro de esquina, fueron las últimas chances en los primeros 60 minutos luego de la inactividad. Fernando Monetti, y la defensa azulgrana, no fue exigida en mayor medida y finalizaron con el arco en cero. Más allá de la igualdad final, el Ciclón fue protagonista y tuvo, en mayor parte, el mando dentro del campo de juego.

 

Fuente MA

Imágenes: Prensa CASLA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.