Como un rehén que se encariña con su captor, Alberto dio que las palabras de la vicepresidenta lo elogió.

 

 

Síndrome de Estocolmo 

Trastorno psicológico temporal que aparece en la persona que ha sido secuestrada y que consiste en mostrarse comprensivo y benevolente con la conducta de los secuestradores e identificarse progresivamente con sus ideas, ya sea durante el secuestro o tras ser liberada.

“Leí la carta de Cristina Kirchner y me gustó, la sentí como un gesto de respaldo”, dijo el presidente Alberto Fernández sobre las manifestaciones que la vicepresidenta compartió en Twitter sobre el Gobierno, el coronavirus y la economía, en una publicación con motivo del décimo aniversario de la muerte de Néstor Kirchner

En la carta la vicepresidenta lo elogió, pero también habló de “funcionarios que no funcionan”. El Presidente consideró que estas manifestaciones están dirigidas a los que critican al Gobierno “impiadosamente”. “No sé cómo ven las cartas, esta es una carta de fuerte compromiso y no sé cómo deducen lo que deducen”, afirmó.

El mandatario sostuvo que leyó la carta, que le “gustó mucho” y que no le resultó “novedosa”. “Son las cosas que hablo con Cristina. Creo que definitivamente la carta es en apoyo del Gobierno. Dice que vivimos un contexto en parte heredado y en parte puesto por el contexto mundial”, señaló.

Planteó que la vicepresidenta “es muy genuina” y que “contrariamente a lo que muchos creen” ella fue “muy generosa” con él en sus consejos por su experiencia al frente del Ejecutivo, cargo que ocupó en dos períodos, entre 2007 y 2015.

Destacó la carta que difundió el lunes la vicepresidenta y dijo que es una manifestación “de fuerte compromiso, en la que rescata la condición dialoguista del Gobierno”. El Presidente afirmó que “el problema es que hay sectores de la sociedad argentina que no soportan que haya un gobierno peronista” y sostuvo que “esa es la lectura correcta de la carta”.

Tomas de tierras

En medio de las ocupaciones de terrenos planteó que “decir que la propiedad privada está en riesgo es una estupidez profunda” y que “no hubo ningún gesto, en ese sentido”, en diálogo con FM Metro. Sostuvo que “el caso de los Etchevehere es una cuestión de hermanos” y comentó que Dolores Etchevehere “decide cederle a Juan Grabois” una parte del campo “para un plan de agricultura sustentable y el otro hermano que no lo acepta”. En ese escenario, planteó: “¿Qué tiene que ver el Gobierno?”.

Señaló que “Dolores denunció maltrato y riesgo para su vida” y que por eso “fue una funcionaria del Ministerio de Justicia”, Gabriela Carpineti. Indicó que la funcionaria “fue, cumplió con su función y volvió”. Afirmó que “hay un debate entre dos hermanos por repartirse un terreno y una herencia”, que “son cosas que pasan a veces con los ricos” y que personas vinculadas a Grabois entraron al campo “de la mano de una propietaria”, pese a que sus familiares rechazan que tenga derechos sobre esa tierra.

El Presidente volvió a negar que vaya a haber una devaluación, en medio de la tensión cambiaria. Cuestionó que “le meten en la cabeza a la gente que la Argentina va a devaluar” y consideró con críticas a los medios que “es una técnica permanente en algunos diarios”. Manifestó que la brecha entre el dólar oficial y el blue se produce “porque hay operadores que mueven el contado con liquidación y a partir de ahí se empiezan a complicar las cosas”.

Tildó al dólar blue de “mercado negro, donde la informalidad es la regla y donde ocurren infinidad de cosas”. Dijo que “se nutre básicamente de los dólares que dejan los extranjeros y que dejan aquí una mejor cotización” y que es “donde los narcotraficantes convierten los pesos en dólares”. Sostuvo que el blue “es un mercado donde el dólar se está encareciendo porque no hay turistas”.

El recuerdo de Néstor Kirchner

Dijo que hoy es “un día de mezcla de alegría y de tristeza, alegría porque se cumple un año de la victoria en las elecciones y de tristeza porque se cumplen diez años de la muerte de Néstor”. Mencionó el acto que encabezará en el Centro Cultural Kirchner: “Recuperamos la estatua, vamos a homenajearlo como él se lo merece”.

Sostuvo que forma parte de un proceso que “gobernó todos esos años y sigue gobernando”. Señaló que “cambian los nombres y los objetivos siguen siendo los mismos”, que el expresidente fue su “último jefe político” y que representó “un antes y un después” en su vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.