El intendente cuestionó que el aeropuerto de Ezeiza sea el único habilitado en el AMBA para operar tras la habilitación de los vuelos de cabotaje.  «Que no se busquen artilugios técnicos para frenar un hecho de trabajo y desarrollo que beneficia primero al Oeste del Conurbano pero luego a la conectividad nacional»

 

Luego de la polémica medida que tomó el Organismo Regulador del Sistema Nacional de Aeropuertos (ORSNA), donde estableció en una resolución que el aeropuerto de Ezeiza sería el único habilitado en el AMBA para operar, por lo cual no estaría habilitado El Palomar, el intendente de Tres de Febrero, Diego Valenzuela, cuestionó en duros términos la medida adoptada: «Ahora nos enteramos que un organismo técnico manejado por el kirchnerismo que regula los aeropuertos determina, de espaldas a los vecinos, pasajeros y trabajadores, que el único aeropuerto habilitado para funcionar con protocolo Covid-19 es Ezeiza», lanzó el mandatario.

En un comunicado para medios de comunicación locales Valenzuela insistió en que «volvemos a comprometernos con el futuro del aeropuerto de El Palomar, por su gran impacto en empleo, conectividad y federalismo. En nombre de las muchas familias que trabajan ahí decimos que es urgente que la operadora aeroportuaria presente el protocolo Covid-19 adecuado para que El Palomar pueda funcionar». En ese sentido, agregó «que no se busquen artilugios técnicos para frenar un hecho de trabajo y desarrollo que beneficia primero al Oeste del Conurbano pero luego a la conectividad nacional». 

En tanto, el mandatario destacó el rol del ministro de Trasporte, Mario Meoni, al detallar que «hemos estado con el Ministro, quien es un funcionario que se maneja con diálogo y argumentos». A pesar de esto, cuestionó la decisión ya que indicó que «no se entiende que el mismo operador aeroportuario tenga las medidas adecuadas para lidiar con el Covid-19 en Ezeiza y no las pueda tener en El Palomar«.

Por último Diego Valenzuela aseguró que «Esto pone en riesgo todos los esfuerzos y el futuro de mucha gente que vive de EPA y de las dos aerolíneas que trabajan allí, justo ahora que están volviendo los vuelos de cabotaje. También pone en riesgo el desarrollo y el empleo en las muchas ciudades que se han visto beneficiadas por El Palomar».

«Convivir con el virus es factible en todos los órdenes si actuamos con protocolos, como se ha podido hacer en la industria, el comercio, el culto y el deporte», concluyó.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.