El equipo español, con los argentinos Éver Banega, Lucas Ocampos y Franco Vázquez, se impuso 3 a 2 al Inter de Milán. 

 

Sevilla, con los argentinos Lucas Ocampos, Éver Banega y Franco Vázquez, se consagró este viernes campeón de la Liga de Europa al vencer en la final al Inter de Lautaro Martínez por 3 a 2 en la ciudad alemana de Colonia, sin público por el coronavirus.

 

Los goles de Sevilla fueron del neerlandés Luuk de Jong (11m. PT y 33m. PT) y del brasileño Diego Carlos (30m. ST), mientras que en Inter marcaron el belga Romelo Lukaku (4m. PT), de penal, y el uruguayo Diego Godín (35m. ST).

Banega y Ocampos, que salió lesionado a los 25m, fueron importantes en el desarrollo con sus diferentes roles; Vázquez, por su parte, ingresó a falta de quince minutos para el cierre.

En el equipo italiano Lautaro Martínez completó un partido flojo, con poco contacto y una conexión débil con su socio Lukaku. De hecho, en una contra tardó en descargar y desperdició la única en la que estuvo cerca del gol. Antes del final fue reemplazado.

El encuentro presentó dos ideas bien definidas. Una, la del Sevilla, que fue dueño del juego, con gran movilidad y presión constante sobre los defensores rivales. La otra, del Inter, que apostó demasiado al pelotazo para Lukaku cada vez que se adueñaba de la pelota.

Sevilla es el máximo ganador de la Liga de Europa, con seis títulos (2006, 2007, 2014, 2015, 2016 y 2020); lo siguen Inter, Juventus, Liverpool y Atlético de Madrid, todos con tres consagraciones.

A su vez, por ser el campeón jugará la Supercopa de Europa en el inicio de la nueva temporada contra el vencedor de la Liga de Campeones de Europa (Bayern Münich o París Saint Germain).

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.